Título del blog' name='Title'/>

jueves, 19 de enero de 2012

GLORIA A DIOS EN LOS CIELOS

GLORIA A DIOS EN LOS CIELOS DECIMOS, PERO DEBEMOS RECONOCER QUE DIOS ESTÁ PRESENTE EN NOSOTROS. 
LE GLORIFICAMOS A DIOS EN NOSOTROS A TRAVÉZ DE ESTA CANCIÓN EN VÍDEO. NOS SERVIRÁ PARA ELEVAR NUESTRO ESPÍRITU Y ASÍ RECIBIR LA SABIDURÍA DIVINA, PARA COMPRENDER EN EL SENTIDO PROFUNDO ESPIRITUAL DE CADA UNA DE SUS ENSEÑANZAS, O INDICACIONES PARA NUESTRO VIVIR DE MODO MÁS ESPIRITUAL.

CANTAN EL GRUPO DE NIÑOS "BROTES DE OLIVO"
video

¿CUMPLIMOS CON LA VOLUNTAD DE DIOS? /TRASCENDENTAL TEMA


    
A todos nos debería interesar saber si la vida que vivimos está o no dentro de la voluntad de Dios.
         Muchas veces creemos que hacemos cosas buenas como lo vemos nosotros pero quizás no son del todo buenas para Dios.
         Andamos de tropiezo en tropiezos en la vida, consideremos como errores (pecado) que se comete por diversos motivos, que puede ser intencionado o no, lo interesante es tener la mirada al frente abandonar lo pasado,  levantarse “de la caída” y seguir adelante, por el Camino, la Verdad y la Vida. --Hagámosno un chequeo espiritual, con esta lectura. -
Leer con mucha atención, ¡Esfuérzate! - No te desanimes, lee por fracciones.
 
         Una mujer, con más de 70 años de edad como ella misma lo mencionara, a la que la llamaremos “Marylín”,   norteamericana,  doctora en teología, estaba siendo entrevistada, por la “Madre Angélica” en su Programa en el Canal 2 EWTN (Cable). Invitada por ella misma. (La madre Angélica- predicadora)
         La M. Angélica le sugería temas sobre los cuales quería que comentase. “Marylín” sin titubear empezaba a hablar en forma rápida y continuada, sin pausa. -  Demostraba mucha sabiduría o conocimientos sobre las cosas de la vida con relación a la espiritualidad, por la forma de expresarse y por la seguridad de sí misma cuando hablaba.
        
         Luego del corte intermedio del Programa es el momento para que los televidentes, que quisieran, hagan preguntas o sugerencias, llamando por teléfono al Canal.
         Llamó una mujer: dijo que desde hacía ya unos años que estaba cuidando a una hermana enferma, (en cama), quería saber si con lo que hacía estaba cumpliendo “con la voluntad de Dios”.

         “Marylín” le respondió al instante: “Es muy difícil saber si una persona está cumpliendo con la voluntad de Dios, aunque estuviese haciendo ese servicio de cuidar a la hermana”. -Siguió hablando: “La misma persona, primero, debe saber por qué esta haciendo lo que hace, si es realmente impulsado por un amor que siente por ella, o por qué otro motivo, quizás las circunstancias se dieron para que a ella le correspondiera cuidarla, quizás por una responsabilidad de conciencia, u otros motivos, que en último caso es solo Dios quien podrá juzgar si lo que hace está dentro de su voluntad”.
         Ampliando su comentario, expresó que no hay hombre que haga la voluntad de Dios, “Ni siquiera los doctores, aunque yo también soy doctora”, agregó.(se refería al doctorado en teología o religión) -Cortamos aquí su exposición y lo analizamos.
                   En relación a su opinión y consideración encontramos que S. Pablo también se refirió de igual forma: No hay nadie quien haga lo bueno, no hay justo ni aún uno (Romanos 3,10). (Menciona al Salmo 14,1-3) 
Aunque también lo mencionado de Pablo, es siempre relativo.
         Era evidente que el comentario de “Marylín” se refería al hombre perfecto, que solo Jesús-Dios lo es. Por eso le respondió de esa manera a la mujer que le consultaba. Que aunque no lo dijo, le habrá querido decir y  dejó en su pensamiento: quizás el motivo que le impidió responder afirmativamente,  que sería:
         «¿Harías lo que haces por tu hermana, por una persona extraña, que ni siquiera fue tu amiga antes de enfermarse?

Esta acción sería a lo que Dios se refiere ser “perfecto”.   Jesús nos aclara que sí lo es.
“-Porque  si ustedes aman a quienes les aman, ¿qué de bueno hacen? -Agregó Jesús: hasta los Publicanos hacen lo mismo, y hasta los que no conocen a Dios. Por eso sean ustedes perfectos, como su Padre que está en el cielo es perfecto” (Mateo 5,46-48)
         Escuchamos decir: “Que todos somos llamados a ser santos.
         San Pedro nos dejó escrito esa instrucción: -Al contrario, vivan de una manera completamente santa, porque Dios, que los llamó es santo; pues la Escritura dice: Sean ustedes santos porque yo soy santo. (1Pedro 1,15-16). (S. Pedro se refiere a “Levíticos 19,2”, de la Biblia)
        
La vida de santidad, que se nos pide en las Sagradas Escrituras, se refiere a que caminemos en busca de esa perfección, practicando el amor unos con otros según el nuevo mandamiento que nos dejara Jesús, al que  nos preguntamos: ¿Y cómo hacer?: -S. Pablo nos muestra el camino:
         Tengan paciencia, sean bondadosos, no envidioso ni orgullosos, ni egoístas, no se enojen, (Y si se enojan, dijo Jesús que el enojo no les dure todo el día, perdónense y reconcíliense) -Sigue Pablo su lista: no sean rencorosos, ni se alegren del pecado de los demás, -el que tiene amor. Todo lo soporta, con confianza, esperanza y paciencia.  (1Co. 13,4-7) (Debe leerse todo el Cap. 13 y 14).
        
Y la persona que consultaba por teléfono quería saber, si con lo que hace, ¿cumple ya con la voluntad de Dios?
         Se refería por la buena obra de servicio hecha al prójimo, porque  con eso se da cumplimiento a la ley de Jesús, (“porque me diste de comer; me consolaste, me visitaste, etc. entonces vengan conmigo en el Reino”. Por tanto ya podremos dormir con la conciencia tranquila, y el resto que nos ven podrán admirarnos por los buenos frutos que estamos haciendo,Por sus frutos los conoceréis (dijo Jesús).
         Sabiendo la consultante que hacía lo bueno que Jesús pedía según el Evangelio, quería saber si ya era “todo” para que Dios considere, que hace su voluntad, y merecedora para llegar al Reino.

En realidad, como es un caso real, yo también me pregunto ¿por qué se habrá preocupado en querer saber, Si “eso” era todo para cumplir con la voluntad de Dios?  Pero quién podrá saber la profundidad de los pensamientos de Dios.
         Por eso fue que  inmediatamente, “Marylín” le respondió: “Es muy difícil saber”. ¿Por qué fue tan estricta en su respuesta Por algo tan noble que estaba haciendo la mujer que preguntaba por teléfono?
Veamos el por qué:

(#)”YO QUIERO QUE ME AMEN Y NO SACRIFICIOS”
           -Porque Dios, o desde fuera, o desde dentro de nosotros, juzga, no por las obras, sino por las intenciones que hubo en lo más íntimo de la persona para hacer las obras. Y esto es aclarado por S.Pablo:  Aunque dijera lindas palabras; haga buenas obras, incluso aunque diera mi propio cuerpo en sacrificio de muerte por alguien, «Si no tengo amor, de nada vale» (1Co. 13,1-3)
         Con esto se deduce que yo no necesito preguntar a otra persona, que si lo que hago, es aceptado por Dios como un cumplimiento a su voluntad.
         -Solamente Ama y haz lo que quieras, (o aún lo que te toca hacer como un deber), porque si es el Amor el que guía tu vida realizarás grandes emprendimientos ( dijo San Agustín)
         Yo no quiero que me ofrezcan sacrificios, sino que tengan compasión” (Mateo 12,7 y 9,13).  Con esto Jesús enseñó lo que es: “la compasión”, “el amor” y “el prójimo”, contenido en la parábola de “El buen samaritano” (Lucas. 10,29-37) -Y Precisamente en esta parábola aparece el maestro de la ley que pregunta a Jesús:(algo semejante a la persona que pregunta a “Marylín”): Si ya cumplí con los mandamientos, ¿Qué más debo hacer para entrar en el Reino?. -A lo que Jesús respondió con la “parábola”, y del cual se extrae el mensaje: Ama, ten compasión.  

EL AMOR:

El amor, al que Dios se refiere, es incondicional, el auténtico, por eso el requiere que experimentemos  esta condición en nosotros, como una herramienta que debemos tener siempre para que todo lo que hagamos sea siempre por ese impulso, del “Amor incondicional”.  

Vivan pues, vestidos de la virtud de la compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia, perdónense, tengan mucho amor que es lo que completa todas las cosas. (Colos. 3,12-14).
         El Padre Thomás Merton, norteamericano, explicó: así: “La compasión es la plena conciencia de la interdependencia de todos los seres vivos, implicados unos con otros, constituyendo una parte de los demás”. -
        
         Todo lo que sufrimos se debe a la ignorancia de la separación, la creencia de que todos somos independientes de los demás.”

         La misma Biblia que es Palabra de Dios, nos dice que en el mundo, cada uno somos parte del otro, formando así un solo cuerpo, y la cabeza es Cristo. (1Cor. 12-30).
        
Pero El hombre nunca ha podido comprender “qué significa ser hermanos”, por tanto no puede vivir como hermanos.
         Aunque todos, cada cual en su religión, escucha decir a su líder “sacerdote” o “pastor” «Hermanos»............-De igual manera cada uno en el templo se está mirando recelosos como extraños, a excepción de aquellos  que ya se conocen. No se comprende, quizás porque no se insiste en la enseñanza que literalmente cada uno de Dios hemos “salido”* o hemos nacido, por eso, hijos y hermanos entre nosotros. Y a Dios debemos volver.  
*(Jesús dijo: “de mi Padre he Salido, y a Él volveré”)
         Aunque también se enseñe, quizás solo no se quiera aceptar.  
 Porque: Fuera del templo ya no vivimos o practicamos eso de “Que la paz sea contigo”, -”Y con tu espíritu”. No es de extrañarse el por qué en el mundo sigue existiendo las guerras, las violencias, las desgracias que ocasionan los desequilibrios de la naturaleza, tormentas, terremotos, etc.
         Porque en el conjunto, la humanidad no buscamos todos a Dios, como él nos pide, para hacer su voluntad”   

“Por eso no debe ser preocupante”, para aquella mujer que está haciendo un bien a su prójimo con sacrificio, que, si no con mucho, algún grado de amor debe existir en ella para hacer lo que hace, y si es poco, eso irá creciendo más y más al comprender que es a Dios a quien está sirviendo y por amor. -”no por obligación” 

         -Dije que no es preocupante, considerando, que aún los que nos creemos crecidos en el espíritu y estamos sirviendo en la Iglesia, para los “Sagrados oficios religiosos”, nos estamos separando unos de otros, simplemente a causa de principios o conceptos religiosos personales. (Podría decirse fanatismo religioso).        

         El fanatismo por la religión, causa divisiones, y guerras “santas” no solo por la religión sino por querer ser creyente en Cristo, Jesús mismo lo ha anunciado, Por mi causa se dividirán entre padres e hijos; -entre marido y mujer, etc., etc. y..«entre compañeros de trabajo». -Y esto último se observa en la actualidad. (en Instituciones estatales)

         Es un misterio comprender el Reino de Dios y cual es su justicia, en relación a su Espíritu y la humanidad. Si es que eso exigimos comprender para vivir una vida “como hermanos” entre hermanos “que somos”.
         Por eso, Jesús, para no complicarnos, solo nos pide algo muy sencillo de comprender y con palabras fáciles, para hacer su voluntad: Ámense los unos a los otros, así como yo les he amado. Pero se presenta tan difícil de aceptar, porque lo que Él nos pide es “amar a los que no te aman”
         Aunque sí también debemos reunirnos en el templo para orar juntos dar gracias, alabarle con cantos y adorarle,  realizar los rituales ceremoniales para partir el pan y consagrado, compartir. Como Jesús nos ha encomendado.

         Si no  hemos comprendido aún lo que es amar a Dios en espíritu y en verdad, entonces todavía somos como niños de pecho que toma leche. (Hebreos 5,13)
         Pero debemos reconocer que ya somos grandes, y asumir nuestra responsabilidad del crecimiento espiritual, para comer  carne y comidas sólidas y digerir. (Hebreos 5,14)
         -Si estamos interesados en hacer la voluntad de Dios, que de verdad es lo que quiere de nosotros, debemos sentir lo que Jesús siente, para ello es necesario unir tu corazón al corazón de Jesús, o en otras palabras, sentirte unido al espíritu de Jesús, tú en El y El en ti.

         Y cuando veamos muy complicado el misterio de la Divinidad, intentemos sentir para orar así a Dios:  Yo solo se Señor que Tú estás en mí y yo estoy en ti”,
         Y No estaremos lejos de la verdad, y el Señor nos permitirá acercarnos al conocimiento de su Reino. Y podremos ver las cosas que hacemos y que debemos hacer, con los ojos y la conciencia de Cristo Espíritu, considerando que Cristo, “Uno con el Padre” vive en nosotros:  
“¿No saben que ustedes son templo de Dios, y que el Espíritu de Dios vive en ustedes?” (1Co.3,16)
Que nadie se engañe,  si alguno se cree sabio según la sabiduría de este mundo. -Por eso nadie debe sentirse orgulloso de seguir a ningún hombre”. (1Co. 3,18- y 21).-
        
         Y  respecto al fanatismo por las prácticas de la religión, S. Pablo nos dice:
         “¿Por qué viven todavía como si fueran del mundo, sometiéndose a sus reglas, como no toques esto, no comas aquello, no lo tomes con las manos?” (Colosenses 2,20-22).
         Y:.. “¿Cómo es posible que vuelvan a esas ideas débiles y pobres para someterse de nuevo a ellas como esclavos? -Ustedes guardan todavía ciertos días meses y años, temo mucho que mi trabajo entre ustedes no haya servido de nada” (Gálatas 4,9-11).
         Con esto S. Pablo nos indica, “Que nos preocupamos tanto, y más, por los ritos de la religión, o sus reglas, que ocuparnos por Amar a nuestro hermano” -que quizás nos estén necesitando.
         Para concluir, volviendo al tema en cuestión,

“SI LO QUE HACEMOS 
ESTÁ DE ACUERDO CON LA VOLUNTAD DE DIOS”.

         -Cualquier obra buena que hagamos y que debemos hacer por el bien de los demás, inclusive en el ejercicio de la religión,  ya tiene su paga espiritual para el Reino, de acuerdo en la medida de amor que hubo en nuestros sentimientos,  aunque no sepamos cuánto nos califica Dios por ello. -Pero una obra hecha en su nombre y con amor, nos impulsará a hacer otra, y mejor, hasta que lleguemos a la perfección. -Si lo deseamos.-
         Para recordar y ratificar el mensaje de este párrafo final, le sugiero volver a leer el párrafo de la pag. 3-4, señalado con (#).- Amen.-




LA BUENA VOLUNTAD







LA BUENA VOLUNTAD

Quiero comentar porque sí se merece, que hay gente de buena voluntad en nuestro país.
Publicaré como testimonio en uno o más de mis 4 blogs que tengo “publicado”o creado, y en facebook.

Tengo 71 años de edad, y por un accidente a los 17 años quedé hemipléjico, brazo y mano izquierda paralizada. La pierna izquierda disminuida. Más antes podía caminar mucho, pero ya no. Me puedo desplazar en bicicleta por los alrededores para realizar mis necesidades  ir a un comedor. Ir al supermercado. Etc. A dos cuadras de mi casa hay un surtidor para auto vehículos. Tiene una pieza que es la gomería. Con el propietario de esta gomería creo que antes nunca lo encontré. Más me veo periódicamente con otro señor que se encarga de la gomería, y su hijo que también trabaja, una de las ruedas de mi bicicleta perdía aire, y por eso me iba casi cada día para hacer inflar. Un día ya se descubrió porqué se desinflaba.

Caso 1- Era que la cámara se estaba despegando en la costura. Y ya se reventó. “Y ahora que hago” dije, me senté en una silla, y me quedé ahí Dije: “yo no voy a poder ir a mi casa sin la bicicleta”.  El Señor encargado de la gomería dijo: yo voy a ir a comprarle uno nuevo. Estuve sentado no lo he visto más y llegó con la cámara nueva, que le pagué su costo.

Caso 2- Otro día voy otra vez por la gomería, y me encuentro con un señor, llamado Daniel, me dijo que era el propietario. Me observó vió mi brazo paralizado y la situación de mi pierna y me dijo, “no te fuiste al IMPRO, para hacerte ver, puede ser que mejores”. No tengo como irme le dije. Me respondió, yo tengo un auto, aquel es y me señaló, y continuó diciendo: “Yo te voy a llevar y traer una vez a la semana me dio su nº de celular, “llamame cuando quieras y te llevo”.
2b- Observó la cubierta de mi bicicleta, y me dijo: está muy gastada, yo tengo uno en mi casa, mañana te traigo, y que te cambie “fulano”. Y al día sgte. Fui y encontré una cero kilómetro. Y me cambiaron, el señor no estaba.

Caso 3- Otro día cuando iba a salir para el comedor, encuentro que estaba pinchada y desinflada, intenté inflar con mi inflador pero no se podía.
Intenté llevar caminando. Llegué hasta el cruce semafórico, apenas, es el cruce de España y San Martín con 4 tipo de cruces, empecé a cruzar, muy despacio, Un motociclista que esperaba luz verde para seguir me vió y se puso en forma paralela a mí, me decía: cruzá, cruzá, y seguía a mi lado con su moto para hacer parar a los auto vehículos, y así pasé, pareciera como en esos libros de cuento que un ángel cuida a los niños en peligro. /imaginando esa escena, para mí fue algo de película./

Caso 4- Como dije más arriba tengo creado cuatro blogs en Internet con el programa “Blogger”. Falló algo en mi computadora, y me fui hasta “Sisteco”, una oficina de informática cuyo propietario es el Señor Catebeke, el no estaba, hablé con su hija Sra. Patricia que trabaja también ahí. A la mañana siguiente me llama por celular el Señor Catebeke, diciéndome que venía a mi casa a buscar mi computadora. Vino, llevó, le hizo cambiar el elemento malo y me volvió a traer él mismo, me instaló y probamos. Y pagué por el repuesto, no me cobró por el trabajo del técnico.

En muchas ocasiones cuando voy a cruzar la calle con la bicicleta hay un conductor de automóvil que se para y los demás vehículos atrás suyo, y me dice con señas: pasá.
Dios no te puede pasar la mano desde el espíritu, pero lo hace a través de las personas.-

LA NAVIDAD



Era  el 24 de diciembre, en una esquina de la casa estaba la chocita, dentro, el Niño Jesús de barro bien pintado parecía un niño de verdad. Un caminito por fuera, también animalitos rodeando la casita como deseando ver al Niño Jesús en el pesebre.
Los pastores y los tres magos que vienen a visitar al recién nacido, El nacimiento del Niño
Todo esto es recordando al  Niño Jesús, quien cuando grande, en Él estaría presente el mismo Dios Padre para hablar al mundo, y dejar su mensaje.
         En la casa se seguía acomodando los muebles para recibir a los invitados. Ya daban las 10:00 horas de la noche, y la algarabía de los parientes reunidos, los niños corriendo por los corredores jugando, el pavo en el horno  y el fuego de la parrilla dorando las demás carnes emitiendo sus característicos olores sabrosos. Las bebidas de todos los gustos no faltaban, había mucha diversión, todas las familias reunidas con alegría.
Al lado del la choza del pesebre un arbolito grande, de Navidad y al pie los regalos que se distribuirían entre los presentes, padres a hijos, y nietos, y demás familiares.

A las 11:00 horas de la noche cada uno empezaban a retirar sus platos favoritos de comida.

Llegada las 12:00 horas de la noche en la TV anunciaba la medianoche, y se abrazaban, deseándose felicidad unos a otros. Luego era el momento de distribuirse los regalos,  aquellos que estaban al pie del Arbolito adornado con guirnalda de luces multicolores y otros adornos propios de la Navidad.

Pero el niño Jesús, se despierta de su sueño como niño de barro. Y como pinocho, también quiso ser humano y hablar.
Se sentó en su pesebre con colchón de paja, que es para la comida de los animales, y muy asombrado por el bullicio que había, dijo: “¿Qué es lo que pasa aquí?”. “¿Qué están festejando?”, ¡Aaaaaah! Ya entiendo, es por mi cumpleaños. “Y ¿Por qué todos se saludan, se felicitan y se hacen regalo? ¿Y yo?” “¿Quien se ha acordado de mí?”, “¿Acaso no soy yo el de cumpleaños”? por lo menos para cantarme un villancico. “Los animalitos vienen a visitarme y ustedes, qué?”.

            “Porque a la verdad, yo no soy, o no estoy en ese muñequito de barro.
Ustedes los humanos, deben ser el pesebre en donde debo nacer, un nuevo Jesús a quien deberán adorarle.”
              “Pero saben, en verdad, en verdad, que si quieren adorar al Niño Jesús, deberían hacerlo, allí en donde estoy, quizás, estoy acostado a la vera del camino, con hambre y sin ropa, quizás me hayan asaltado y me han despojado de todo y estoy herido y sangrando. Y muchos han pasado carca mío, y yo escuché: “Está sangrando y herido, ¡vamos que venga otro y se encargue de él!, Y los que pasaban en coche dijeron lo mismo: “se va a ensuciar el tapizado del coche con sangre, ya vendrá otros quien le va a ayudar”.
                                                      --------------------------------
En la Biblia está escrito: “Busca a Dios” pero también dice: “Si quieres encontrarte con Dios no lo busques lejos, Él saldrá a tu encuentro”, Si alguien se te acerca y te pide pan, no lo niegues, puede ser un ángel de Dios en él que se te acerca para probarte. 
                            
Este Artículo lo escribí ahora 27- Nov. 2012,  cambié la fecha de publicación para que aparezca en esta posición.                                                        
                                                                                                       Juan Carlos Bordón