Título del blog' name='Title'/>

jueves, 19 de enero de 2012

EL REINO DE DIOS EN LOS CIELOS COMO EN LA TIERRA


 EXPERIMENTE UNA EMOCIONANTE AVENTURA ESPIRITUAL ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA
VIAJANDO A TRAVÉS DE LA LECTURA
DE:





INTRODUCCIÓN
Es un documento para conocer la vida del reino espiritual, y del reino humano.
DE ESE REINO DEL QUE DIOS MISMO NOS HABLA EN LA BIBLIA.
Pero que por no entender muchas cosas en ella escrita lo dejamos de lado. Pasamos por alto. Se queda en el olvido.
Con esta lectura quien desee podrá comprender las cosas que sucedieron “EN EL CIELO y su relación para con LA TIERRA”
Y si estudiamos y analizamos minuciosamente, y si se desea con ayuda de otros entendidos, comprenderemos La Palabra Descubriendo su significado espiritual.

Aunque sea un Artículo muy extenso, considere como la publicación de 8 Artículos en una vez. Puede leer el o los temas que más le interese según lista, luego va completando la lectura de los demás temas, si lo encuentra interesante.


COMPLEMENTAN A ESTE DOCUMENTO
Los Artículos antes publicados en este “Blog”. Y algunas parábolas, con la explicación del sentido espiritual de ellas. - En especial, el Artículo: “El Cuerpo Glorioso de Jesús” del cual se comenta (brevemente) en el CAPÍTULO III”. Y muchos otros Artículos interesantes. Todos relacionados a Dios, su reino y la conexión con nosotros. Ubicados a partir del final de este Material

TEMAS: (Capítulos)
El Universo espiritual de Dios Cap_1
La Palabra de Dios en el Reino Espiritual Cap_2
Los Ángeles en el Reino de Dios Cap_3
Los ángeles en la tierra Cap_4
Del cielo a la tierra (El hombre) Cap_5
La Palabra de Dios en la tierra Cap_6
Biografía de San Pablo Cap_7
¿Por qué somos hermanos? Cap_8


PARÁBOLAS (publicadas) (IRÁ AUMENTANDO LA LISTA)

Con explicación del sentido espiritual
· El Hijo pródigo (Importante conocer-) (ver también Capítulo 1)
· El Buen Samaritano
· Yo llamo a la puerta
· El Libro de la vida (Del Apocalipsis)
·
Yo soy el Pan de Vida
· Y Dios endureció el corazón del faraón (Antiguo Testamento- Moisés- Egipto) (Allí se analiza el significado de “Dios endureció el corazón” del faraón). -¿Que relación tiene hoy con nosotros?

Cabe resaltar, que muchos discursos de Jesús, sus predicaciones, o enseñanzas, en la mayor parte las dijo por medio de parábolas, pero no están en la Biblia bajo el título de “Parábola o ejemplo”.

Las parábolas o ejemplos, que se presentan como hechos reales, y no lo son, enseñan importantes verdades espirituales, que afecta o es trascendente a toda nuestra vida integral, humano- espiritual aquí, de lo que fue, y para lo que va a ser en nuestra futura vida espiritual.

De esta manera encontremos a la Biblia como una verdad espiritual. Desde el relato de los primeros hombres, en “El paraíso”, y el por qué de su venida al mundo material (Los humanos en la tierra).

Cuando comprendamos el significado espiritual de cada figura: El Paraíso, El Adán y Eva, El libro de la vida, etc., dejaremos de creer en la Biblia como una fábula.

Y si queremos la podremos comprender, porque Dios a través de Jesús no nos va a enseñar algo y al mismo tiempo privarnos de su entendimiento. Solo debemos desear y pedir sabiduría a Dios, para entender su Palabra, y “la recibiremos en abundancia, y sin medida”. (Santiago 1,5)

Los “mensajes” de Jesús, que muchos de ellos son imposibles de aceptar para la razón humana, son medios para expresar mensajes de proyección espiritual dirigidas para nuestra vida espiritual. Ej. “El buen samaritano”, “El Hijo pródigo”,etc., y: “Si te roban la Capa, dale también la camisa”, “Si comen mi cuerpo y beben mi sangre, vivirán”,
Un relato de verdad literal “En verdad te digo, que es necesario que todos nazcan de nuevo, si quieren entrar al Reino”. Le dijo Jesús a Nicodemo.

Le cuestionaban a Jesús por las cosas no creíbles o difíciles de aceptar, pero Jesús les aclaraba diciendo: “Las cosas que yo les digo son verdades, pero verdades espirituales”. (San Juan 6,63) (b).

Como lo dijo San Pablo: “Ahora vemos las cosas borrosas, pero después, las veremos tal como es”. (en el espíritu)

Podremos ver que muchas aparentes injusticias, no lo son. Si no que todo está dentro del plan del cumplimiento de las leyes del espíritu.
La Biblia fue escrita para todos, no solo para los doctores y sacerdotes, que la gente cree que son los únicos con derechos de interpretarlas.
Dice la Palabra:
“Y al que le falta sabiduría, pídala a Dios que la dará sin limitaciones y sin reproche” (Santiago 1,5)

Escrito está: “Toda la Escritura está inspirada por Dios, y es útil para enseñar, reprender, corregir y educar en una vida de rectitud, para que el hombre esté capacitado y bien preparado para hacer toda clase de bien”
(2 Timoteo 3,17).



“En el principio, creó Dios, los cielos y la tierra”, (Génesis.1,1) (explicación global, desde el punto de vista humano)

“En el principio ya existía la Palabra, y aquel que es la Palabra estaba con Dios y era Dios”. “Y por medio de Él Dios hizo todas las cosas, y sin Él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho”. (San Juan 1,1-3) (versión de la visión espiritual, según San Juan){A}

“Y por medio de su Palabra, el Verbo, llamado Hijo de Dios, por Él, que es la imagen visible(*) del Dios invisible, fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y en la tierra, las visibles e invisibles, sean tronos, dominios, principados, y potestades, todo fue creado por medio de Él y para Él”. (Visión espiritual, según San. Pablo, Colosenses 1,15-16)#. {A}
En este texto se incluye la creación de los seres espirituales, (los espíritus) llamados por los hombres, ángeles. (Ver Capítulo III)

*Esa imagen del Dios invisible es la que se hizo visible cuando vino a nuestro mundo encarnado en la Persona de Jesucristo hombre./ Llamado también “El Sacramento de Dios”. (Sacramento es el signo visible de Dios invisible)

Este hijo quien vino dijo que Él era el pan vivo que bajó del cielo (también hay un Artículo dedicado exclusivamente a este tema muy importante: “Yo soy el Pan de Vida”(porque creencias religiosas interpretan mal, como un pan material- su cuerpo físico.

“Pues lo invisible de Dios puede conocerse por medio de las cosas visibles que Él ha hecho” (Romanos 1,20)

*Se refiere a que podemos ver y reconocer que los astros, planetas y todo lo visible en el Universo físico, solamente pudieron nacer o existir de algo que no se veía.
Y ese algo invisible a quien le atribuimos como origen de la existencia de lo visible, tiene que haber sido únicamente una inteligencia infinita y poderosa, a la que llamamos Dios, como está escrito.
Algunos lo llaman “Energía intencional”.

Las cosas materiales, los astros y planetas y todo los que conforman las galaxias tienen que haber sido formadas por el impulso de una energía Inteligente, que ha diseñado la estructura completa del Gran Universo y la ley para que permanezcan organizados armoniosamente en sus respectivos movimientos orbitales.

Gracias a esa permanente precisión de las órbitas de planetas, satélites y cometas, los científicos pueden calcular sus movimientos, como para hacer un viaje a un planeta.
Se puede saber sobre un eclipse, los puntos de observación desde nuestro planeta, fechas y hora, cuando volverá a realizarse y el lugar próximo de observación, etc.

“Por la fe sabemos que Dios formó los mundos, mediante su palabra, de modo que lo que ahora vemos, fue hecho "de las cosas que no podían verse” (Hebreos 11,3)
Es decir que la energía espiritual, invisible para nosotros, existía antes de la existencia de las cosas materiales de todo “El Gran Universo”.

Los científicos definieron el origen del Universo así: “Que sucedió una explosión gigantesca esparciendo en donde no había nada, a los astros y planetas que conforman las galaxias” y así el Gran Universo.
Le llamaron a esa explosión el “Big bang”.
Y no está mal ponerle nombre a lo que Dios hizo. Todas las cosas del Universo tienen nombre puesto por los hombres.

Podemos decir con propiedad que fue creada con inteligencia los universos, y no al azar, porque, los científicos espirituales que conocen su estructura, describen así:
“El Universo es una gran y compleja estructura geométrica perfectamente organi-
zada, Otros dicen: “La geometría del espacio”.

Y las personas de este mundo que pudieron viajar en el espíritu, les fueron posibles ver y oír todo el Universo, que puede ser solo a través de los sentidos espirituales, comentando luego como una belleza imposible de describir con palabras humanas. (Luego citaré a esas personas, están en la Biblia).(Uno de ellos es San Pablo, ver “Biografía de S. Pablo”, Cap. VII)

“Dios hizo los mundos por medio de este Hijo, y le ha dado a Él todas las cosas. Él es el resplandor glorioso de Dios”. Es la representación misma de lo que Dios es” (Hebreos 1,2-3) {A}

Dios Padre el creador, decidió compartir su obra con quien le llamó Hijo. Así como la creación de los seres espirituales: Escrito más arriba “El Sacramento de Dios”

Y a Él (el Hijo de Dios), que subió al cielo, a la derecha de Dios, están sujetos, los ángeles, poderes y autoridades. (1Pedro 3,22) # (Colosenses 1,15-16)“En el principio, creó Dios, los cielos y la tierra”, (Génesis.1,1) (explicación global, desde el punto de vista humano)

“En el principio ya existía la Palabra, y aquel que es la Palabra estaba con Dios y era Dios”. “Y por medio de Él Dios hizo todas las cosas, y sin Él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho”. (San Juan 1,1-3) (versión de la visión espiritual, según San Juan){A}

“Y por medio de su Palabra, el Verbo, llamado Hijo de Dios, por Él, que es la imagen visible(*) del Dios invisible, fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y en la tierra, las visibles e invisibles, sean tronos, dominios, principados, y potestades, todo fue creado por medio de Él y para Él”. (Visión espiritual, según San. Pablo, Colosenses 1,15-16)#. {A}
En este texto se incluye la creación de los seres espirituales, (los espíritus) llamados por los hombres, ángeles. (Ver Capítulo III)

*Esa imagen del Dios invisible es la que se hizo visible cuando vino a nuestro mundo encarnado en la Persona de Jesucristo hombre./ Llamado también “El Sacramento de Dios”. (Sacramento es el signo visible de Dios invisible)

Este hijo quien vino dijo que Él era el pan vivo que bajó del cielo (también hay un Artículo dedicado exclusivamente a este tema muy importante: “Yo soy el Pan de Vida”(porque creencias religiosas interpretan mal, como un pan material- su cuerpo físico.

“Pues lo invisible de Dios puede conocerse por medio de las cosas visibles que Él ha hecho” (Romanos 1,20)

*Se refiere a que podemos ver y reconocer que los astros, planetas y todo lo visible en el Universo físico, solamente pudieron nacer o existir de algo que no se veía.
Y ese algo invisible a quien le atribuimos como origen de la existencia de lo visible, tiene que haber sido únicamente una inteligencia infinita y poderosa, a la que llamamos Dios, como está escrito.
Algunos lo llaman “Energía intencional”.

Las cosas materiales, los astros y planetas y todo los que conforman las galaxias tienen que haber sido formadas por el impulso de una energía Inteligente, que ha diseñado la estructura completa del Gran Universo y la ley para que permanezcan organizados armoniosamente en sus respectivos movimientos orbitales.

Gracias a esa permanente precisión de las órbitas de planetas, satélites y cometas, los científicos pueden calcular sus movimientos, como para hacer un viaje a un planeta.
Se puede saber sobre un eclipse, los puntos de observación desde nuestro planeta, fechas y hora, cuando volverá a realizarse y el lugar próximo de observación, etc.

“Por la fe sabemos que Dios formó los mundos, mediante su palabra, de modo que lo que ahora vemos, fue hecho "de las cosas que no podían verse” (Hebreos 11,3)
Es decir que la energía espiritual, invisible para nosotros, existía antes de la existencia de las cosas materiales de todo “El Gran Universo”.

Los científicos definieron el origen del Universo así: “Que sucedió una explosión gigantesca esparciendo en donde no había nada, a los astros y planetas que conforman las galaxias” y así el Gran Universo.
Le llamaron a esa explosión el “Big bang”.
Y no está mal ponerle nombre a lo que Dios hizo. Todas las cosas del Universo tienen nombre puesto por los hombres.

Podemos decir con propiedad que fue creada con inteligencia los universos, y no al azar, porque, los científicos espirituales que conocen su estructura, describen así:
“El Universo es una gran y compleja estructura geométrica perfectamente organi-
zada, Otros dicen: “La geometría del espacio”.

Y las personas de este mundo que pudieron viajar en el espíritu, les fueron posibles ver y oír todo el Universo, que puede ser solo a través de los sentidos espirituales, comentando luego como una belleza imposible de describir con palabras humanas. (Luego citaré a esas personas, están en la Biblia).(Uno de ellos es San Pablo, ver “Biografía de S. Pablo”, Cap. VII)

“Dios hizo los mundos por medio de este Hijo, y le ha dado a Él todas las cosas. Él es el resplandor glorioso de Dios”. Es la representación misma de lo que Dios es” (Hebreos 1,2-3) {A}

Dios Padre el creador, decidió compartir su obra con quien le llamó Hijo. Así como la creación de los seres espirituales: Escrito más arriba “El Sacramento de Dios”

Y a Él (el Hijo de Dios), que subió al cielo, a la derecha de Dios, están sujetos, los ángeles, poderes y autoridades. (1Pedro 3,22) # (Colosenses 1,15-16)



Se puede observar que entre el Padre Dios y el Hijo, o su Palabra, por medio de quien “todo lo creó” no existe diferencia o separación. Ambas Personas mencionadas es una sola. (S. Juan 10,30)

Según la versión bíblica esta Palabra de Dios que existió en el principio es llamada también su Hijo, o el Verbo.
Siempre estuvo con Dios y era Dios, porque era su palabra, y Dios por medio de su palabra hizo los Universos espirituales y materiales. (San Juan 1,1-3)
Es decir que la palabra no puede estar separada de la persona, ni puede hablar por sí misma. Es necesario que el espíritu de la persona decida lo que va a decir, para realizar o materializar su proyecto, planes, o crear.

Por la iluminación del Espíritu de Dios, los escritores de la Biblia llamaron a esa palabra, El Hijo de Dios, quedando Palabra e Hijo con Mayúsculas, porque es la representación de la Persona y el medio por el cual decide hacer algo.

Por su palabra Dios Dijo: “Que se haga la luz” y la luz se hizo. Y así sucesivamente, hasta el “6to día” en el que fue creado el hombre.

La Biblia menciona en Génesis 1,18 que Dios separó la luz de la oscuridad.
La tierra estaba cubierta de bruma o niebla espesa y no dejaba pasar la luz que ya existía desde el “principio” en todo el Universo.
Entonces fueron separadas las brumas que cubrían la tierra y dejaron pasar la luz de los astros a la tierra, y así “Dios hizo la luz” en nuestro mundo.

La Escritura menciona de un día y otro día de las cosas creadas. Los estudios de la Biblia sobre la creación dicen que no debieron ser precisamente un día de 24 horas entre una cosa creada y la otra, sino que pudo, y deben haber pasado miles de años.

Esos “días” mencionados solo son para designar el orden de las cosas creadas en nuestra tierra.
La ciencia explica que al principio la tierra era ardiente, luego fue cubierto por una gran bruma de agua que fue bajando a la tierra para enfriarla. Y de ahí hasta que pudo ser posible la vida vegetal, cuantos miles de años habrán pasado.

Luego, la era de los primeros habitantes, la de los dinosaurios y sus parientes, que por otros tantos miles de años habrán habitado la tierra, hasta que pudieran aparecer los primeros hombres de la edad de piedra, los hombres que no hablaban. Luego el hombre iba desarrollándose, evolucionando en su característica humana, se iba perfeccionando, que no fue precisamente descendiente de un simio.

Fue evolucionando el hombre hasta poseer las características físicas y mentales como somos ahora.
Se desarrollaba mental y físicamente, como en la capacidad de hablar para poder comunicarse como humanos, no como las bestias.
Y habrá sido que cuando llegó a esa formación o constitución final, que recibieron el espíritu de Dios, para ser como ahora somos nosotros, cuerpo alma y espíritu,
O si siempre tuvieron al espíritu, deberían estar tan inconscientes de ello por su falta de desarrollo mental.
ANALOGÍA DE LA CREACIÓN DEL HOMBRE
Y sea cual fuere el tiempo en que el hombre haya recibido el espíritu, fue ese el momento en el que la Biblia dice:

Dios dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza”
Se formó el cuerpo en la tierra;
Pero fue formado el hombre en el agua que ya estaba disponible en la tierra para dar vida. Así como hasta hoy el hombre es formado en el agua de la placenta de la madre.
Y “Dios sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente”(*). (Génesis 2,7). (*) Esto quiere decir viviente en cuerpo alma y espíritu.

Desde ese “momento” mencionado, el hombre recibió la vida, de la vida del Espíritu de Dios, lo que le hace un ser a su imagen y semejanza.

Le da la capacidad de pensar y amar como Dios. Y la fe de sentirse un ser espiritual, y creer en un Dios Espíritu creador de donde proviene. Para hacer su voluntad por su propio bien, Que es propio de un hijo, respetar y hacer la voluntad del padre, lo bueno para el hijo que los padres desean, su formación integral, y educación para hacer su propia vida. Como también la libertad de negarse en sentirse hijo de Dios y no hacer su voluntad.



“Los ángeles son espíritus, al servicio de Dios”. (Hebreos 1,14)

En el Reino del Espíritu existe una organización. Hay Dominios poderes, autoridades, potestades. (Colosenses 1,15-16)
Y que los ángeles que administran estas autoridades están bajo la dirección del Hijo, por quien todo lo creó. (ver arriba, 1 Pedro 3,22)

Los espíritus creados, compartían con Dios su Reino, y gozaban de su confianza y permanecían en su presencia.
Ese es el Reino de Dios, “el Paraíso”, en donde no hace falta luz, Porque Dios mismo es la Luz que llena todo el universo espiritual. (Apocalipsis 21,22)

Sobre los seres espirituales que existen en el Reino de Dios, los hombres, primeros escritores de la Biblia, los han llamado ángeles. Por inspiración del mismo Espíritu.

Los ángeles, espíritus, que están al servicio de Dios en su reino, son diferenciados en categorías de acuerdo al servicio que prestan:
Los Arcángeles, Querubines, Serafines. Y ángeles misioneros en la tierra, según la Biblia.
También dicen que,
Ningún ángel actúa por voluntad propia sin el conocimiento de Dios.

Todos los seres espirituales creados, (ángeles) están unidos por un mismo espíritu, el de Dios, el pensamiento de uno está en todos al mismo tiempo. Porque existe entre ellos y para con Dios una mente abierta pura, santa, no tienen necesidad de esconder sus pensamientos. Pero tienen la opción de hacer su voluntad, “el libre albedrío”.

Pero hacer su voluntad significa revelarse, se separa de Dios y su Reino, ya no comulga con Dios. Porque elige hacer su voluntad.

Es lo que hicieron aquellos espíritus, “pecaron” en el paraíso y fueron enviados a la tierra - para poder seguir haciendo su voluntad. (ver más abajo: “El pecado de los primeros hombres”)
Los primeros hombres. El Adán y Eva es analogía de los espíritus que “pecaron”.

Desde el principio de la Biblia hasta el final se relata de hechos realizados por ángeles, enviados por Dios para cumplir diversas misiones, para guiar, dar instrucciones y protección a los hombres, para que sepan como cumplir los planes de Dios. Como también la libertad de negarse y no hacer su voluntad. (se presenta algunos hechos de ángeles en la tierra, para ilustración)

Cuando Dios decide enviar un ángel a la tierra para cumplir un propósito o una misión, así como en el inicio de la historia humana como ahora en el siglo 21, instantáneamente ya sabe quién es el ángel que debe ejecutar, mediante la armonía de entendimiento que hay entre ellos, allí no existe el tiempo ni el espacio.

Los ángeles cuando vienen a la tierra, toman cuerpo humano, con las vestiduras de la época, luego se dan a conocer a la persona enviada. - En algunos casos muestran su poder ##
Ellos son protagonistas de muchas historias bíblicas.

De allí que se creó la historia protectora a los niños por los ángeles, y se han pintado a ángeles con cuerpo de niños, y con alas para significar que viajan por el espacio espiritual y que no son humanos. Para que los niños los puedan ubicar en su mundo imaginario.

Pero los ángeles son seres espirituales reales y con poder.
Hay muchos libros dedicados a los ángeles y todos son buenos.

A los seres espirituales (ángeles) del Reino de Dios, los escritores bíblicos los relacionan como a las estrellas esparcidas en todo el Universo, y que son de brillos diferentes, unos más que otros, y que a todos Dios les puso un nombre, y los conoce a cada uno por su nombre.
Por eso los escritores espirituales dicen que nosotros los humanos, como ser espiritual tenemos nuestros propios nombres, y lo sabremos después.
Quizás esos brillos mayores o menores no serían solo en intensidad, sino también en características de belleza espiritual.

“Él cuenta el número de las estrellas; A todas ellas llama por Sus nombres”. (Salmos 147,4)
“Grande es el Señor nuestro, y de mucho poder; Y su entendimiento es infinito”. (Salmos 147,5)

“A su imagen y semejanza” porque todos los espíritus fueron creados, salidos de Dios, como parte de Él mismo, por eso perfectos, puros, y con las mismas virtudes, les dio personalidad y voluntad propia, son seres con “cuerpo espiritual”.


EL CUERPO ESPIRITUAL
Jesús, antes de partir de nuestro mundo llamó a sus apóstoles Pedro, Jacobo y Juan, a un lugar apartado y se les mostró a ellos con su cuerpo espiritual, resplandeciente. A este hecho le llaman “La transfiguración” o “el cuerpo glorioso de Jesús”. Fue grande el gozo de los tres apóstoles que quisieron quedarse ahí mirándolo siempre.

“Y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz”. (S. Mateo 17,3)

Hay un Documento aparte que trata este interesante tema: “El Cuerpo Glorioso de Jesús” o “La Transfiguración”

Aquellos apóstoles habían llegado a un estado de éxtasis, no solo por la belleza de la luz de su cuerpo espiritual, sino por esa paz que les habría estado irradiando, “Esa paz que el mundo no lo puede dar” (San Juan 14,27 - 15,11 - 16,20)

Aquellos apóstoles ya no vieron la imagen humana del cuerpo de Jesús, con cabellos y barba. La descripción es muy clara: Su rostro era como el sol, y sus vestiduras como una luz blanca, es decir todo era luz. Una luz con figura de cuerpo pero que no enceguece, a quienes se les muestra. Es igual como los cuerpos de los ángeles, como relatan aquellos que los vieron en el plano espiritual.

San Pablo describe que de la misma forma son los espíritus con el cual estamos integrados, para ser “uno” con el cuerpo físico. Pero que para observar y disfrutar de las bellezas espirituales del Reino de Dios así como de nuestro espíritu, es necesario que el cuerpo muera, como la semilla que se siembra en la tierra, cuando muere brota de ella el árbol, y cada uno es diferente.

“Así pasa con nosotros se entierra un cuerpo natural y resucita un cuerpo espiritual. Si hay cuerpo natural, también hay cuerpo espiritual” “Resucita algo que es glorioso” (explica San Pablo, 1Corintios 15,43-44)




Todos los hombres en este Mundo tenemos un ángel, como nuestro protector custodio. Los ángeles son como una extensión de Dios hasta nosotros.
Un ángel puede presentarse a nosotros para un fin específico, con un cuerpo humano y no lo sabríamos como en los casos que se relatan en la Biblia.-

La Biblia católica contiene un Libro, "Tobìas" en donde se relata una hermosa historia.
Un ángel enviado por Dios para ayudar a Tobías a cumplir su misión.

Copia literal de la Biblia, como muestra. (Fracciones)
Introducción al Libro (de la Biblia)
“En el libro de Tobías, el ejecutor de este designio divino es un “ángel” llamado Rafael, que significa “Dios sana”. Mientras que en los textos bíblicos más antiguos el Señor se acerca personalmente a los hombres y habla con ellos, en esta etapa de la Revelación se acentúa el sentido de la trascendencia divina. Una distancia infinita separa a los hombres de Dios, pero esa distancia es salvada por la intervención de los ángeles(1), cuya función consiste en ser los “mensajeros” divinos, y en presentar al Señor las súplicas y necesidades de los hombres” (12.12-15).
A Tobías, su padre le encomendó una misión:

“Tobías salió a buscar un buen guía, que conociera el camino para ir con él a Media. Afuera encontró al ángel Rafael, que estaba de pie frente a él y, sin sospechar que era un ángel de Dios, (porque estaba con las características humanas) le preguntó: “¿De dónde eres, amigo?”. El ángel le respondió: “Soy uno de tus hermanos israelitas, y he venido a buscar trabajo por aquí”. Tobías le dijo: “¿Conoces el camino para ir a Media?”.
“¡Por supuesto!, Le respondió el ángel. He estado allí muchas veces y conozco todos los caminos de memoria. He ido frecuentemente a Media y me he alojado en casa de Gabael, uno de nuestros hermanos, que vive en Ragués de Media. Hay dos días de camino desde Ecbátana hasta Ragués, porque Ragués está situada en la montaña y Ecbátana en medio de la llanura”.
Tobías le dijo: “Espérame, amigo, mientras voy a avisar a mi padre, porque necesito que vengas conmigo. Yo te pagaré tu sueldo”.
El ángel le respondió: “Te espero aquí, pero no tardes”.
A la vuelta de su viaje, Tobías con el ángel, este ángel curó al padre de Tobías de su ceguera. (Recién en ese momento les reveló que era un ángel, luego se elevó al reino del espíritu.

(1) Escritores sobre los ángeles, dicen como en el lugar señalado de la introducción al Libro de Tobías, que los ángeles vienen a ser como una extensión de Dios hacia los hombres con quienes desea comunicarse.

Otra manera de presentarse un ángel de Dios:
En el Libro del Génesis, el escritor menciona que Dios mismo quiso hablar con Abraham, y avisarle sobre la destrucción de Sodoma, y se presentó en tres hombres, como ángeles, (Génesis 18,1 y 18,16 al 19,25). - Dice: “Y Dios habló con Abraham”
La Biblia es un Libro que relata los hechos ocurridos, y ocurren en el “cielo” y la tierra; entre Dios y los hombres. Y en la mayoría de los casos los ángeles son coprotagonistas con los hombres.
También en el último Libro de la Biblia, “el Apocalipsis”, encontramos que un ángel se apareció a Juan apóstol para revelarle el mensaje de Cristo. Le transmitía sus mismas palabras y lo que debía escribir. (Apocalipsis 1,1)
El anuncio a José sobre el hijo que nacerá de María

Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: “José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es”. (S. Mateo 1,20)


Cuando las mujeres fueron a visitar el sepulcro de Jesús ##

“Y hubo un gran terremoto; porque un ángel del Señor, descendiendo del cielo y llegando, removió la piedra, (del sepulcro) y se sentó sobre ella.
Su aspecto era como un relámpago, y su vestido blanco como la nieve.
Y de miedo de él los guardias temblaron y se quedaron como muertos. /
Mas el ángel, respondiendo, dijo a las mujeres: No teman ustedes; porque yo sé que buscan a Jesús, el que fue crucificado”. (S. Mateo 28,2-5)

El ángel Gabriel anuncia a José que Elizabet dará a luz

“Dijo Zacarías al ángel: ¿En qué conoceré esto? Porque yo soy viejo, y mi mujer es de edad avanzada.
Respondiendo el ángel, le dijo: Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios; y he sido enviado a hablarte, y darte estas buenas nuevas.
Y ahora quedarás mudo y no podrás hablar, hasta el día en que esto se haga, por cuanto no creíste mis palabras, las cuales se cumplirán a su tiempo”. (S. Lucas 1,18-20)

El anuncio del nacimiento de Jesús


Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; Y el nombre de la virgen era María.
Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres.
Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta.
Entonces el ángel le dijo: “María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios”.
Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. (San Lucas 1,26-31)

No podemos interpretar literalmente todo lo escrito en el Antiguo testamento de la Biblia, porque muchos relatos no lo entenderemos, debemos encontrar el sentido espiritual de cada mensaje.

Por ejemplo:

a)El Profeta Elías fue también un ángel que se personificó como profeta para cumplir una misión, no se registra sus ancestros, ni de donde vino, solo su trabajo como profeta y su partida como un ángel:

Cuando terminó su misión el profeta Elías. Dice que vino un carro (como ellos conocían) pero de fuego, y llevó a Elías al cielo.
Lo que sucedió es que una luz del espíritu lo envolvió y lo llevó. Eliseo fue su discípulo.

“Y aconteció que yendo ellos y hablando (Elías y Eliseo), he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino”. (2Reyes 2,11)

b)Cuando Jesús fue bautizado en el Jordán por Juan Bautista, dice que todos vieron bajar sobre Él al Espíritu Santo como paloma.
“Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él”. (Mateo 3,16)

Desde entonces los retratos del bautismo de Jesús se pintan con una paloma bajando sobre su cabeza para simbolizar al Espíritu Santo, que nosotros decimos: “bajó” sobre Él.

Y para nuestro vocabulario está bien decir “bajó”, porque el reino espiritual está en un plano o dimensión superior o más elevado al humano.
Fue entonces, ese el momento más trascendental de la historia del mundo, en:
Que el Espíritu de Dios bajó al nivel humano y se hizo "UNO" con Cristo Jesús.
Desde entonces Jesús ya hablaba de sí mismo como un ser Divino, .“El Padre y Yo somos uno solo”. (S. Juan 10,30)







La estrella en el cielo, es el símbolo del espíritu o ángel. - De ese Reino de Dios bajó el espíritu a la tierra para dar vida al hombre. - Dijo Dios, que sopló en su nariz y fue el hombre un ser viviente

Los escritores que no vieron, llamaron a los hombres Adán y a las mujeres Eva.
Ellos escribían por inspiración del Espíritu Santo, pero lo hacían con palabras de sus culturas y épocas.

EL PECADO DE LOS PRIMEROS HOMBRES

Después de pecar, quisieron esconderse de Dios.
Pero Dios Dice. “¿En qué lugar podrán esconderse de mí, si con mi presencia lleno todo el espacio? (Jeremías 23,24)

“Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida”. (Génesis 3,24)

Otra versión bíblica:
Después de pecar el “hombre” en el “paraíso” o el “Edén”, para guardar la entrada al Paraíso, Dios puso a dos ángeles (querubines) con espadas que blandían de norte a sur y de este a oeste” -
Paraíso es palabra de lugar divino, no es de la tierra.

Pero ¿podremos nosotros imaginarnos a un Dios Padre que echa de su casa a sus hijos y pone guardias para que no vuelvan a entrar?

Hay dos versiones diferentes pero que significan el mismo hecho.

1- Los hombres que pecaron se cubrieron y se escondieron de Dios, ya no querían permanecer más en su presencia por la vergüenza de sus pecados. “Me di cuenta que estaba desnudo y me escondí” (Génesis 3,10) “Dios hizo túnica con pieles y los vistió” (sentido figurado) (Génesis 3,21)
2- Que Dios les echó del Paraíso a la tierra para que en ella trabaje, y gane su sustento con el sudor de su frente (Génesis 3,17-19).

Esos espíritus decidieron hacer su voluntad, salir del Paraíso para venir a la tierra, en donde pueden cubrirse con su humanidad, para que nadie vea sus pecados.

Aquí se ajusta la Parábola: “El Hijo pródigo” (#) (Hay un artículo)
“Padre dame la parte de mi herencia”. El padre le dio, y ese hijo fue por el mundo del pecado. Pero el Padre siempre esperó su regreso. El hijo se arrepintió y volvió, y su padre lo recibió con gozo.

DESDE AQUÍ COMIENZA LA HISTORIA DE LOS HOMBRES EN LA TIERRA.

Historia que no termina aquí, sino con nuestro regreso a Dios Padre, su casa, nuestra casa, como el “Hijo pródigo”.
Mientras estemos en el mundo, nuestra historia se sigue escribiendo, hasta que nos encontremos con nuestro Padre en el Reino.

Cuando dice que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, se refiere a los espíritus, que luego integraríamos la vida humana. Los espíritus fueron creados santos, a su imagen.
Porque Dios es Santo, sus hijos creados por Él también fueron santos.

Aunque dicen las Escrituras por San Pablo, que nosotros somos templo de Dios y del Espíritu Santo, no solo está cerca de, sino en nosotros mismos pero no lo podemos percibir ni conversar directamente con Él, aunque seamos conscientes que en la tierra somos su morada viviente. Porque para acceder a Dios debemos ejercitarnos en el espíritu, apartarnos totalmente de nuestra humanidad.

Por eso dice S. Pablo “Por ahora vemos todas las cosas (del espíritu) borrosas, pero después lo veremos todo con claridad”

Santiago nos recomienda “Ejercítense en la devoción a Dios”. ( )
Vemos que ese proceso, del ejercicio espiritual está en las mismas Escrituras, muchos lo saben, pero no es cosa fácil acceder a sus beneficios.

Dios mismo nos dice por medio del Profeta Isaías: “Así como de {alto} están los cielos de la tierra, así mis caminos y pensamientos están más {alto} que vuestros pensamientos” (Isaías 55,8-9).




La Palabra de Dios, que para nosotros es abstracto. Es el Espíritu de Dios que “Habló” para decir esto hago, y esto otro etc.
Y el Espíritu de esa Palabra, vino a nuestro mundo, se encarnó en cuerpo humano como nosotros. (San Juan 1,10)

En Jesucristo hombre, para hablarnos Dios mismo a nosotros, y nos lo hizo saber diciendo “El Padre y Yo, somos uno solo. Las palabras que digo no son mías, es mi Padre quien habla por mí.
Las cosas que yo hago no los hago yo, es mi Padre quien las hace. El que vive en mí es el que hace su propio trabajo”. (Ver: San Juan 8,28; 10,30; 12,49; 14,10)

Y Esta Palabra de Dios, en la Persona de Cristo Jesús, venía al mundo, para encontrarse con los suyos, dice así porque se refiere a los espíritus habitados en cada ser humano que en el principio estaban con Dios en el Reino.(o paraíso) (San Juan 1,9-14)

Ahora Jesús dice: -"Yo mismo soy el pan vivo que bajó del cielo”, (Juan 6,51)
Nótese bien que Él dijo: “Yo soy el Pan vivo, que bajó del cielo” - Éste es el Pan espiritual.

Aunque estemos aquí, somos suyos, creados por Él, salidos de Él, por tanto sus hijos, pero no nos damos cuenta de esa realidad, porque:

El ser humano tiene limitado la capacidad de percibir las cosas del espíritu, el Evangelio dice que los suyos no lo reconocieron, y por eso no lo recibieron (San Juan 1,11)

No lo “recibieron quiere decir, no lo aceptaron.

Pero para que pudieran reconocer que era Dios mismo en el Hijo Jesús, y no solamente un profeta, como muchos creían, hacía milagros para demostrarles esa condición Divina.
Pero, ¿cuántos son los que creen, hoy día, que realmente estaba Dios mismo en el mundo realizando sus obras en la Persona de Jesucristo?

Muchos le seguían, unos por sus palabras sabias, otros por curiosidad, algunos por buscar sanación, o porque creían en un gran profeta que hacía milagros. Decían: “el hijo del carpintero”.
Los judíos dijeron: ¿No es este Jesús el hijo de José?, ¿Cómo dice que ha bajado del cielo? (San Juan 6,41-42)

Pero se daban cuenta que cuando enseñaba, hablaba como quien tiene autoridad.
Y al escuchar sus enseñanzas que les eran imposibles de cumplir, se retiraban de Él, lo abandonaban - “Esto que nos dice es muy difícil de aceptar”- (San Juan 6,60-67)

Sus mismos apóstoles habían dudado que en verdad era Dios en Él, y le pidieron una demostración, “Muéstranos al Padre” a la que Jesús les respondió dirigiéndose a Felipe quien formuló la petición:
“Felipe, hace tanto tiempo que estoy con ustedes y ¿todavía no me conoces?”
(S. Juan 14,8-9)

SAN PABLO ELEGIDO POR JESÚS RESUCITADO

Antes de seguir con lo que nos dice la Palabra de Dios en la tierra, explico primeramente por qué podemos y debemos creer en San Pablo cuando nos habla de las cosas del espíritu, que siendo él como nosotros, humano, no podemos saber los misterios espirituales del Reino de Dios.



Una emocionante aventura de su vida, digna de Conocer,
recorriendo los pasos de sus anécdotas
En la Biblia está todo escrito lo que nosotros desearíamos y deberíamos saber de él.
En el Libro: “Hechos de los apóstoles” *San Pablo relata la historia de sus travesías evangélicas como de su vida particular. *Cómo llegó a conocer los secretos del Reino, y más.

Fue el apóstol que mayor documentos dejó escrito, en el nuevo Testamento del Libro Sagrado.
De los 27 libros del Nuevo Testamento, catorce fueron escritos por él, incluyendo el Libro de los “Hechos de los apóstoles”, escrito por San Lucas, en donde narra las travesías apostólicas de Pablo.

San Pablo se esforzaba para hablar con humildad, y no jactarse de su sabiduría.
Decía que no se sentía orgulloso por sus dones, sino que con humildad se dirigía a quienes predicaba, se hacía uno con ellos, según el ambiente de vida de cada comunidad.

Sus actividades en contra de los cristianos
Él era un capitán Romano, que por pedido y autorización de los sacerdotes se dedicaba a perseguir cristianos, los apresaba y los entregaba al “Sanedrín para que los castiguen si no renunciaban a su fe en Cristo Jesús.
Copia de la Biblia como un corto ejemplo de sus anteriores actividades.
“Saulo, perseguía a la Iglesia; iba de casa en casa y arrastraba a hombres y mujeres, llevándolos a la cárcel. (Hechos 8,1-3)
Respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, vino al sumo sacerdote, y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de que si hallase algunos hombres o mujeres de este Camino, los trajese presos a Jerusalén”. (Hechos 9,1-2)
”Yo mismo antes de entregarles a las autoridades, los torturaba con saña ( )


SU ENCUENTRO CON
CRISTO JESÚS RESUCITADO

Y fue cuando en un viaje a Damasco, iba a caballo con su cuerpo de ejército, comisionado por el “sanedrín” con el fin de apresar a los cristianos, dice que “Una luz venida desde arriba lo envolvió” y lo echó de su cabalgadura, escuchó que alguien le habló, al instante interpretó que se trataba del “Señor”, Jesús resucitado.
Quizás por la iluminación del Espíritu Santo fue que Pablo respondió a esa aparición: “¿Quién eres Señor?”, y tuvieron un corto diálogo. Después de su conversación con Jesús resucitado, Pablo quedó sin poder ver y no comió ni bebió, por tres días. (Hechos 9,3-9).
La maravillosa experiencia que Pablo había vivido en el espíritu, que cuenta recién en su segunda carta a los corintios, tuvo que haberle sucedido en el tiempo transcurrido de esos tres días que estuvo apartado del mundo. Para luego iniciar su misión apostólica.
Dice así: “Conozco a un hombre que cree en Cristo, que hace catorce años fue llevado hasta el tercer cielo”* (2 Corintios 12,2)

*Tercer cielo, es para significar el plano superior de los demás cielos que se pueda conocer después de la muerte humana.
Y confirma más adelante: “fue llevado al paraíso”.
Este es el lugar espiritual de Dios. ”El Reino” (#).
Es allí “donde recibió palabras tan secretas que no se le permite* a ningún hombre decirlas” (2Co.12,2-4).

“Esas revelaciones eran tan maravillosas” (2Co.12,7)
Agrega: “que para que no «me sintiera» demasiado orgulloso me fue dado una dolencia, como si fuera una espina clavada en el cuerpo”.

Llegando a esta parte de su relato sobre “el hombre” que conoció que fue llevado al tercer cielo, ya no puede evitar decir que se trata de él mismo al expresar «me sintiera».

(#) Pablo fue alzado al “Paraíso” al reino de Dios, en donde vio y oyó cosas divinas, entre ellos, recibió los conocimientos de sabiduría divina, con el fin de utilizar en el mundo en su misión apostólica. Y para revelar las cosas del reino del espíritu, según están en sus libros. Algunos textos de S. Pablo se lee al principio de éste documento y en otros capítulos.
Cuenta Pablo que en “su viaje” se sintió estar en ese lugar espiritual, sin saber si con cuerpo o sin cuerpo. Pero hoy sabemos que solamente el espíritu puede elevarse hasta el Reino de Dios.

“Lo envolvió” Esta expresión es utilizada por aquellas personas que relatan sus experiencias de viajes a las alturas espirituales.
Hoy día, sabemos que esta experiencia vivida por Pablo son las condiciones necesarias para entrar en contacto con el reino del espíritu.

*“no se le permite”, es una interpretación bíblica. No que le fueran prohibidas revelarlas, sino porque las cosas que se ven y se escuchan en el espíritu, no es posible traducirlas en lenguaje humano. Otra versión dice: “son cosas que superan la capacidad humana” (Biblia Latinoamericana),

Y otra: “Oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar”. Por sus relatos entendemos que ha visto y oído cosas que con los sentidos humanos no se puede percibir, y tampoco poder interpretar si alguien los relata. A excepción de aquellas que debían ser reveladas.

Pablo Tenía tanta fuerza en el espíritu para seguir adelante en su obra misionera contra todo y contra todos. Entonces se entiende cuando dice: “Cuando más débil soy en el cuerpo, más fuerte soy en el espíritu”.

Casos relacionados, en nuestra actualidad.
Las culturas orientales, enseñan que ellos voluntariamente realizan viajes astrales, pero para adquirir esa capacidad, deben pasar por un periodo de ejercicios espirituales, durante los cuales deben apartarse totalmente del mundo material; no ver, comer ni beber. (Como sucedió con Pablo, por tres días)
De hecho, ellos ya cuentan con un crecimiento de sabiduría espiritual. Pero no comparable con las de Juan Apóstol y San Pablo, que recibieron revelaciones secretas del reino.

Existen testimonios, de niños, que estando al borde de la muerte vivieron involuntariamente, estas experiencias. Cuentan que durante estos viajes, se sienten “envueltos en un tubo de luz”, hasta encontrarse con ángeles al término de su viaje.
Lo pudieron relatar, aquellos que sobrevivieron después de estar al borde de la muerte. Estos testimonios se encuentran en libros de escritores que investigan estos casos Llamados: “En el umbral de la muerte”.
Así también se investigan a niños prodigios que hay muchos por el mundo:
Relatan muchos casos de ellos, que realizan, o realizaron estos viajes llamados por ellos, “astrales”, que por ser prodigios, ya vienen al mundo con ese don.

También se relata el triste final de su vida, en su 2da. carta a Timoteo 4,9-13, y en Los Hechos de los apóstoles.-


CAPITULO VIII
¿POR QUÉ? TODOS EN EL MUNDO...

Estudiamos desde el principio de este Material. El comienzo de la creación, que Dios todo lo hizo, los mundos materiales y espirituales, así como las vidas espirituales.
(Ver en el Capítulo I: San Juan 1,1-3 y Colosenses 1, 15-16).
Por tanto entre todos los seres espirituales somos nacidos de Dios en su Reino, procedemos de la misma “sangre espiritual”, los que vinimos a poblar el mundo como los que quedaron al servicio de Dios para ayudarnos a nosotros.

A los espíritus que quedaron se los denomina Ángeles, y poseen diversas Jerarquías (Colosenses 1,15-16) (1 Pedro 3,22) (Ver Capítulo III sobre Los ángeles)
Y los que creemos en un Dios Superior, una Inteligencia que todo lo hizo y lo mantiene en equilibrio y armonía, y porque somos de su creación, sabemos que somos sus hijos y por eso hermanos entre sí.
Para los espíritus que vinimos del Reino se nos fue preparando un sistema orgánico de vida, el cuerpo humano.

Y no vamos a ser tan pretenciosos como para creer que los de la tierra somos los únicos habitantes de espíritus materializados. Hay tanto lugar en el vasto universo.

En cada galaxia puede haber un planeta habitado para que no nos molestemos, y ¿cuantas galaxias existirán en el Gran Universo espiritual y físico?.

Dice la Escritura que Dios de sí mismo crea a los seres espirituales y todo lo que existe en el Gran Universo. Pero Dios no se gasta.
De sí mismo crea los mundos materiales, y a los seres espirituales, y por ser esencia de su propia vida, todo lo que nace, crece, se reproduce, y muere, tienen vida. Porque no puede morir, algo que no estaba vivo.

Esa condición de hermanos espiritual es de un grado de mucho más valor que el hermano de sangre humana, porque el cuerpo humano se termina, pero el espíritu permanece, este no muere, hasta que nos encontremos todos otra vez con nuestro Creador en el reino del espíritu.

San Francisco de Asís fue un hombre, muy sencillo, humilde pero con visión espiritual. El se reconocía hermano de los animales, y hasta a la luna y al sol les llamaba hermanos.

Y ¿cómo es nuestro espíritu?

Pues es igual a los espíritus que están en el cielo en el reino de Dios, a los que llamamos ángeles. Porque dice la pregunta:

¿Cómo seremos en la resurrección?
Jesús mismo responde:
“Seremos como los ángeles que están en los cielos. “Como los ángeles” dice, porque allá no existe parentesco (San Marcos 12,25)
“Allá no se casarán ni se darán en casamiento” (S. Mateo 22,30)

Eso no quiere decir que vamos a ser de esa condición, después de resucitar lo que todavía no somos ahora.
Ahora mismo todos los humanos del mundo, o si hay más habitantes en otros planetas de otras galaxias, somos el mismo espíritu “Como los ángeles” como cuando estuvimos en el Reino de Dios antes de venir a la tierra.

Le avisaron a Jesús, que su madre y sus hermanos le buscaban:
“Y mirando a los que estaban sentados alrededor de él, Jesús dijo: He aquí mi madre y mis hermanos” (S. Marcos 3,34)
Con este ejemplo Jesús trata de enseñarnos que hermanos somos todos porque somos nacidos del mismo Padre.

diferencia entre los espíritus del cielo (ángeles) y nuestro espíritu

Los ángeles son espíritus, al servicio de Dios (Hebreos 1,14),
Son santos, puros, a la imagen y semejanza de Dios, por eso están a “su lado” a su servicio.

Los espíritus que encarnamos la vida de cuerpo humano, éramos de igual condición, por eso dice que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza. Pero nuestro espíritu, (nosotros) nos habíamos degradados espiritualmente a causa del pecado, “revelándonos contra Dios”.
Ésta es la característica del pecado. (Lo que exactamente sucedió en esa rebelión contra Dios, no lo podemos afirmar, aunque hay referencias bíblicas que nos dan un indicio. (es cuestión de leer la Biblia)

Se puede explicar, con unos ejemplos. Quien no ama, se revela, porque Dios dice “AMA”. Y hasta quien sabiendo hacer el bien y no lo hace, comete pecado. Está escrito.

Por eso, nuestro objetivo debe ser el de purificarnos aquí, estar preparados para volver “a la casa de nuestro Padre, nuestra casa”.

Nos aclara San Pablo que nosotros “somos” ciudadanos del cielo.. Agrega, “que mientras vivimos en el cuerpo, estamos fuera de nuestra verdadera casa”. (Filipenses 3,21)

El motivo consiste en que estando aquí integrados a un cuerpo humano, éste limita nuestras potencias y virtudes que corresponden a un ser espiritual poderoso del Reino. (Ver poderes de los ángeles en el Capítulo IV, San Mateo 28,2-5)

Nuestro brillo espiritual
Cuando nuestro cuerpo humano muera, se liberará el espíritu, como una planta que germina al morir la semilla. / Así como hay cuerpo material, también hay cuerpo espiritual, y cada uno es de brillo diferente. Brillo, no solo en intensidad, sino en cualidad, belleza, uno más hermoso que otro. (1 Corintios 15,35-40) Y para alcanzar más brillo depende de nosotros aquí.

Dice San Pablo que nosotros admiramos aquí la hermosura de nuestros cuerpos humanos. Pero “La hermosura de los cuerpos espirituales es superior”
(1 Corintios 15,40)
Porque él ya llegó a ese lugar espiritual donde pudo observar la belleza de los cuerpos espirituales.

Le preguntó a Jesús un maestro de la ley:

¿Qué debemos hacer entonces para entrar en el reino?.

Jesús le respondió por medio de una parábola: “que se debe practicar el amor, la compasión por el prójimo. (San Lucas Cap.10 y ss)

Y también nos da un ejemplo:
Y respondiendo el Rey, les dirá: “De cierto les digo que en cuanto todo lo que hicieron por uno de mis hermanos más pequeños, a mí me hicieron”.
“Porque tuve hambre, y me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber...”
(S. Mateo 25,40-42)

Y nosotros en el mundo actual ¿cómo nos consideramos?
¿Por qué no nos amamos como hermanos de verdad?
RESPUESTA: Porque desconocemos esa realidad.

3 comentarios:

  1. Seguí escribiendo Juan Carlos me gustan los Artículos

    ResponderEliminar
  2. Reciban muchas bendiciones, les visito desde El Salvador Centroamerica, les invito a mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com
    MI TESTIMONIO PARA LA GLORIA DE DIOS.

    ResponderEliminar